Estudiantes - CAI

Domingo, 06 de Noviembre de 2011

Nueva temporada caísta y de nuevo, la Colla Inchas Lleons se echa a la carretera, para llevar en volandas al Basket Zaragoza 2002. En las ocho giras anteriores, hemos recorrido más de 20.000 kilometros animando a nuestro equipo y ahora, con nuevos objetivos y con renovadas ilusiones, afrontabamos la primera parada de este tour 2011-2012. El rival es de sobra conocido, el Asefa Estudiantes, pero el auditorio será la primera vez donde toquemos como INCHAS. 3 viajes a Madrid a ver este partido, tres escenarios diferentes. El espectacular y mítico Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid es un excelente lugar para salir a escena.

Salida puntual a las 7 de la mañana y antes de que la gente se acomode para intentar dormir un poco más, paramos en Calatayud, a recoger a un viejo rockero, al que esperamos ver más veces en nuestro grupo tocando su guitarra.

La entrada a Madrid, se produce sin problemas, parece que hemos encontrado a un conductor, que si sabía a donde iba. Llegamos y repartimos los pases rápidamente, mientras se completa la expedición con los miembros del grupo que han ido a pasar el fin de semana entero en Madrid. Con el tema logístico completado, acudimos a un bar en la trasera del Palacio, donde poner a punto nuestras gargantas, para este primer concierto de la gira. No queremos apurar mucho, ya que la seguridad del recinto, el año pasado hizó un examen exhaustivo a nuestros instrumentos y no queremos llegar tarde a la cita con nuestra banda. Para nuestra sorpresa, esta vez no tenemos ningún tipo de control instrumental. El acceso a nuestras localidades, es más caotico, puesto que no sabemos a donde dirigirnos. Tras varias consultas, nos situamos en una esquina del Pabellón y empezamos a colocar nuestro decorado. Nos alegra ver que gente que estaba situada más abajo, se cambián para juntarse con nosotros, por lo que el grupo de rojo, va a ser algo más numeroso.

Empezamos a cantar mientras las dos bandas ensayan y los otros seguidores aun están llegando a su localidad. Al menos, somos los primeros en hacernos notar.

El concierto empieza y las dos bandas del escenario central, desafinan a más no poder. El director de orquesta azul, Jayson Granger con su batuta rompe con facilidad el marcaje del director rojillo, Carlos Cabezas y parece que Estudiantes puede tocar mejor. Pero el CAI Zaragoza, a base de música importada de fuera y olvidandose completamente de la música interior, parece que quiere tocar más fuerte. La salida a escena de Archibald cambia esta dinámica, consiguiendo los rojillos puntos cerca del aro y es que los viejos rockeros nunca mueren, logrando así que las notas aragonesas se oígan por encima de las notas azules.

Entre acordes fuera de tono, perdidas de ritmo, músicos que tocan solos y algún que otro bostezo, los dos conjuntos llegan al entreacto con un escualido 26-28 a favor del conjunto visitante. En la reanudación, ninguno de los dos contendientes afinó más. En un tira y afloja, no por calidad, sino por el conjunto de despropósitos de ambos equipos, Estudiantes vuelve a tomar la iniciativa en el marcador, de la mano de otro viejo rockero, Germán Gabriel, que a pesar de tener la voz rota y cazallera de tantos y tantos conciertos, sabe tocar la fibra de los espectadores y su buen recital hace daño al grupo rojillo.

El CAI, con Van Rossom de director y Hettsheimeir tocando perfectamente lo que mejor sabe hacer, que es tocar cerca del aro, vuelve a sonar mejor y acaba el tercer acto con 40-44 a su favor.

En el acto final, parece que el Basket Zaragoza quiere dar una alegría a sus sufridos seguidores y consigue ampliar la diferencia a 7 puntos con los mismos minutos para el final del concierto. La Demencia muy solos hasta este momento, va consiguiendo contagiar con sus cánticos al resto del Palacio y cada vez que intentaba tocar el CAI, había música de viento, que impedían que se oyeran nuestros cánticos. Muy hábilmente, el famoso grupo estudiantil,consiguió unir a la causa a un grupo de profesores madrileños que habían acudido al recinto con tintes reivindicativos para sus intereses profesionales.

El CAI tenía el viento a favor para completar una mala actuación, pero con un buen resultado. Hettsheimeir, en una mala decisión, lanzó un triple que no anotó y en la siguiente jugada, Estudiantes forzó un bis, que nadie pidió y que más que un regalo, era un suplicio para los 9000 espectadores.

Con tanto regalo, Estudiantes se puso serio y no iba a dejar escapar la victoria. Granger volvió a hacer de las suyas y rompía con facilidad las partituras de los directores del CAI

INCHAS LLEONS intentaba insuflar ánimos a los músicos aragoneses, pero en el momento en que mejor debían de sonar los instrumentos, éstos no respondían y se consumió una nueva derrota, 67-63.

Antes de volver a Zaragoza, un bocadillo rápido en un local frecuentado por miembros de la Demencia, con los que departimos acerca del esperpento choque que habíamos vivido. Acabado el bocadillo, vuelta al Bus, algo enfadados por dejar escapar una victoria factible, pero satisfechos, porque nuestra voz, se oyó -y no poco- una vez más y que nadie dude de que en esta recién inaugurada gira, se oirá muchas más veces. AUPA CAI, ENTALTO INCHAS

Fdo: Fer

Volver arriba


Crónicas

Entrevistas

Opinión

I*LL hasta en la sopa
Prensa
Radio e Internet