Crazy Roadtrip to Barcelona
Partido Liga Regular 10-11

Domingo, 24 de Octubre de 2010

Lo prometido es deuda, aquí va la crónica del viaje, extensa como ella sóla… xD

25 partidos hasta la meta. 24 intentos previos antes de conseguir hacer una muesca en la culata del revólver del baloncesto Zaragozano en el Palau Blaugrana. 24 decepciones previas con grandes decepciones e ilusionantes finales que acabaron en nada… pero esta vez todo iba a ser diferente.

Sábado a las 23:24, suena el móvil. Es Pepe. Por fin tras cientos de intentos desde el viernes noche parece que voy a tener la oportunidad de obligarlo a irnos aunque sea él y yo solos a ver el partido a Barcelona. Días antes todo indicaba a que ningún miembro de Inchas Lleons iba a ver en directo en el Palau Blaugrana el partido del estreno de Cabezas con el CAI, no se sacaba bus, la gente se echaba para atrás y sólo un par de locos estaban interesados en ir. 23:26 ya está hecho, a las 7:00 del domingo se fijaba la hora de salida hacía Barcelona. Ya me puedo ir a la cama a tratar de descansar algo antes de salir, lo malo es que la rodilla se empeña en darme la lata y en mi mente empieza a fluir la imaginación tratando de visualizar como va a ser el partido… ninguna de mis mejores ensoñaciones se imagina lo que voy a vivir.

Al final he dormido poco más o menos 4 horas, pero suena el despertador y automáticamente me despejo. Llega la hora, hago tiempo viendo la previa de la F1, parece que les va a llover, Lobato se acojona pensando en que Alonso puede perder el campeonato. Pepe llega tarde. Yo me acojono pensando en que se ha quedado dormido. 7:29 llamada perdida de Pepe, ya está en mi casa, bajo las escaleras corriendo, maldiciendo los dolores que arrastra mi rodilla. Ya en el coche me informa que hay que ir a recoger a Pilar, uno de los nuevos fichajes de Inchas de esta temporada. No nos aclaramos sobre donde vive y tardamos como ¾ de hora más en recogerla, entre que llenamos el depósito, conseguimos llegar a su casa y conseguimos salir de Zaragoza deben de ser ya las 8:15 de la mañana. El viaje empieza de forma extraña.

Ya por fin en ruta recuerdo que Alonso tenía que disputar una carrera de barcas, localizamos Radio MARCA y nos disponemos a oír la retrasmisión mientras llegamos a Barcelona. Nada más lejos de la realidad, la carrera se para por la lluvia y los comentaristas tan cenizos como de costumbre empiezan a ver como Webber gana puntos sin llegar a correr. Perdemos la emisora al poco de adentrarnos en la Franja camino de Cataluña. La niebla se espesa a nuestro alrededor y por más que buscamos no hay forma de sintonizar nada. Toca recurrir a los moviles para poder escuchar algo. Llegamos a la estación de servicio de Lleida, la niebla aun no se ha levantado, hacemos un alto en el camino y aprovechamos para vee la nueva salida tras el coche de seguridad y como se relanza la carrera. Webber se la pega, juraría que el calvo de La Sexta es más feliz.

Nos ponemos de nuevo en ruta que hay prisa, el Palau nos espera. Mientras, Radio MARCA nos hace la cobra en los moviles. Llegamos a escuchar que Alonso pierde un puesto en el Pit-Lane y acto seguido oímos como lo recupera por un fallo de algún tipo cometido por Hamilton. Así nos es imposible seguir la carrera, apago el movil y tratamos de sintonizar algo con la radio. Llegamos justo para escuchar como Vettel rompe el coche, minutos más tarde vuelven a conectar en directo para decir que Alonso ha ganado la carrera. Nosotros ya vislumbramos la entrada a Barcelona, por fin se ha levantado la niebla, pero lo peor está por llegar.

Los nervios, las prisas y todo en general está en nuestra contra. Consigo perder a Pepe en la entrada a Barcelona. Que si coge la A-2, que no, que mejor la AP-2, aunque yo diría que mejor la AP-7, pero mira la B-23 me mola más que se parece a Jordan… conclusión cerca de media hora hasta que conseguimos enfilar la entrada correcta tras 4 cambios de rumbo y haber pasado por “La Puerta de Barcelona” 2 veces de ida y una de vuelta. Se nos empieza a echar la hora encima.

Conseguimos entrar en Barcelona, maldita sea la estampa del que ha puesto el límite de velocidad en 80 y lo ha bajado luego a 50 en la Diagonal. Por fin se ve el Palau, solo nos queda aparcar. 30 minutos más tarde el coche está aparcado, Bea ya hace un rato que ha recogido las entradas y nos las ha vuelto a dejar en la taquilla, ya no podía esperar y se ha metido dentro del pabellón. Por fin tras cerca de 4 horas de peripecias en la carretera desde que hemos salido de Zaragoza entramos al Palau. Nos situamos en la última fila de todas junto a las “camisetas” de los jugadores históricos del Barça. El partido ya está empezado y por extraño que parezca vamos ganando. Nuestros chicos meten tierra de por medio, pero el Barça no se resigna a perder el partido, nos remontan. Empieza el cachondeo de no ver bien el marcador ¿eso es un 3? Yo diría que no, que es un 8. Al final todos los que están alrededor nuestra miran con desconcierto los marcadores a pie de pista sin ser capaces de descifrar que pone. El partido pasa y el Barça pone tierra de por medio, pero el CAI no está por la labor de dejarse llevar, la defensa es buena, hay robos de balón, se propicia que los tiradores del Barça no metan triples. Sólo Pete Mickeal anota con facilidad. Pese a todo se llega a los instantes finales 8 abajo, tocará tirar de épica, se remontan 5 puntos, estamos a 3 y quedan escasos segundos la lleva Quinteros. Se nos pasa por la mente el fallo ante Unicaja. Él lo ve claro, tira un poco desequilibrado. El tiro entra. El Palau se silencia, hemos llegado a la prórroga, ya hemos hecho más de lo previsible. Aún queda lo mejor.

La prorroga comienza y pese a que el CAI sale enchufado pronto el Barça vuelve a poner tierra de por medio, volvemos a estar lejos pero no estamos muertos. Rafa nos acerca un poco, hoy está inmenso. Sólo quedan 2 puntos, escasos segundos y la posesión está en manos del Barça, si lo hacen bien sólo nos quedaran unos pocos segundos, hay que defender con intensidad… ¡y se hace! Es increíble pero disponemos de los últimos 14 segundos para atacar y nadie pide tiempo muerto, Paolo vuelve a subir el balón, nadie le hace falta, se interna, las torres Barcelonistas le cierran el paso, parece que todo está perdido. Pero no, en la esquina un belga con cara de no haber roto un plato nunca está completamente sólo, Paolo da la mejor asistencia de su vida, Sam da un paso atrás, hay que tirar de triple si o si y meterla por lo legal o por lo penal. El balón sale de sus manos, sus dedos rozan el esférico en una cuidadosa caricia que lo empuja directo al aro. El Palau se levanta. El balón sale disparado para arriba. Han ganado. ¿O quizá no? Ricky tiene cara de satisfacción. Pero no. El balón empujado por 24 derrotas previas, por una historia de sinsabores y derrotas, por una desaparición, por la creación de un nuevo proyecto, por años de ascensos frustrados en el último momento, por un descenso en el último segundo de un último partido de liga, por las miles de gargantas mañas que empujan y han empujado alguna vez al equipo, por las gargantas que dentro de pocos meses vendrán a empujarlo con todos nosotros, en definitiva por todo lo que el baloncesto conlleva en Zaragoza, al final ese balón caprichoso decide que hoy es día de entrar. Ricky cambia el semblante. DP sonríe, salta de alegría y abraza a sus compañeros. Sam grita y celebra lo que parecía que no iba a conseguir. El Palau se silencia de nuevo, apenas 20 locos gritan de alegría y se abrazan en lo alto de una grada, pocos más los imitan en medio de las gradas. Poca gente se imaginaba esto y pocos somos los que hemos decidido ir hasta Barcelona….

Salimos del pabellón eufóricos, sin creernos lo vivido, recibiendo las felicitaciones de la afición Barcelonista que siendo consciente del espectáculo vivido sabe reconocernos la justa victoria, nosotros les damos las gracias y esperamos al equipo entre llamadas a los compañeros que se han quedado en Zaragoza. Los asistentes del equipo van saliendo y como nosotros están eufóricos, nos felicitamos todos mutuamente, sale Barlow, que como ajeno a lo que hoy han conseguido atina a preguntar en perfecto castellano… “¿habéis visto a mi mujer?”. Cierto es que la pregunta no es para nosotros, pero Pepe no puede evitar responderle que no la hemos visto, Pilar y yo nos reímos mientras le felicitamos por la victoria, el nos da las gracias y se va a buscar a su esposa. El australiano es todo un caso. Al poco sale la gente de Aragón Radio, comentamos la jugada con Alex y al decirle que tenemos aún 6 o 7 entradas sin usar nos pide una que gustosamente le cedemos, nosotros como es lógico nos vamos a quedar con una cada uno de las enteras, quedan 2 o 3 aun. Poco a poco va saliendo más gente, Abós nos saluda poco después de haber parado a firmar autógrafos a unas muchachas que están metros por delante de nosotros, al momento saludamos a Toppert y poco más tarde sale aquel a quien habíamos venido a ver, Carlos Cabezas. Se le ve feliz, de estar sin equipo y sin saber si iba a jugar ha pasado a reeditar su debut con Unicaja, ha vuelto a derrotar al Barça y ha dejado buenas sensaciones en la pista. Joan Riera sale, pasa como una exhalación a nuestro lado comentando algo sobre el fichaje de Cabezas. El resto de la plantilla va apareciendo camino del autobús, sale Paolo y detrás de él el héroe del partido, el increíble Sam. Como es de rigor felicitamos a Paolo que hoy sale exultante, se ha redimido por completo de lo sucedido el primer partido, ya nadie recuerda aquel fallo, pero no podemos olvidarnos de darle las gracias por haber permitido con su magnífico triple habernos llevado a la prórroga para luego cederle con tan maravillosa asistencia el balón al mago belga capaz de meter las canastas más inverosímiles. Vemos salir a Adam Chubb, hoy ha hecho un gran trabajo debajo del aro, no mete gran cantidad de puntos, pero sus rebotes, su saber estar y como ayuda en defensa se ve poco, pero es un trabajo importante. Rodeado de gente vemos salir a Rafa, es un tío enorme pero todo lo que tiene de grande lo tiene de tímido, todo lo contrario que en la pista, hoy ha demostrado que es una pieza fundamental en el equipo. Le saludamos y nos sonríe tímidamente, justo tras él viene nuestro showman particular, la eterna sonrisa, el inigualable DP. Nos ve y se viene directo a por nosotros, nos choca las manos, comenta lo feliz que es y lo importante que ha sido lo de hoy, sin duda es quien más ha disfrutado de la victoria de hoy, genio y figura este Darren. Pepe pregunta si queda alguno más por salir, todo parece un sueño y no queremos despertar, hasta tal punto que nos estábamos olvidando de Pablo Aguilar que sale el último, lo esperamos y tras saludarlo ponemos rumbo a Zaragoza de nuevo previa parada a comer y a ver la F1 que hemos escuchado a ratos durante la ida.

La vuelta a Zaragoza es un constante recibir correos y mensajes en los moviles, comentamos fotos en Facebook, hacemos llamadas y, no paramos de hablar de lo que hemos visto. Al final y tras el viaje más loco que hemos realizado en mucho tiempo visualizamos Zaragoza. Como no, acabamos como habíamos empezado… nos hemos pasado la salida de casa de Pilar y tenemos que dar la vuelta para llevarla. Ya por fin volvemos Pepe y yo al punto de partida, 22 horas antes aún era un proyecto de viaje, ahora es el mejor viaje de nuestras historia… esto se merece unas birras.

Fdo: Alberto

Volver arriba


Crónicas

Entrevistas

Opinión

I*LL hasta en la sopa
Prensa
Radio e Internet